Esperanzas renovadas para las personas coinfectadas por leishmaniasis visceral y VIH tras la publicación de las nuevas directrices de tratamiento de la OMS

Los nuevos regímenes de tratamiento, salidos de sendos estudios en India y Etiopía llevados a cabo por MSF, DNDi y sus socios, mostraron una eficacia del 96% en India y del 88% en Etiopía

MSF241313(High).jpg

NUEVA DELHI, 8 de junio de 2022 - La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado hoy sus nuevas directrices para el tratamiento de las personas coinfectadas por leishmaniasis visceral y VIH. ​ Estas nuevas directrices se basan en los resultados de un estudio realizado en la India por Médicos Sin Fronteras (MSF) y otro llevado a cabo en Etiopía por la iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi). Ambas organizaciones han contado también con el apoyo de otros organismos e instituciones.

La leishmaniasis visceral (LV), también conocida como kala azar, es una enfermedad parasitaria tropical desatendida que se transmite a través de la picadura de los flebótomos, un insecto comúnmente conocido como ‘mosquito de la arena”. Provoca fiebre y pérdida de peso y es mortal si no se trata. Las personas seropositivas que viven en zonas endémicas de leishmaniasis visceral tienen entre 100 y 2.300 veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad que las que no tienen VIH.

Paciente coinfectada por VIH y Kala Azar en Bihar, India. Copyright: Javeed Shah/MSF 
Paciente coinfectada por VIH y Kala Azar en Bihar, India. Copyright: Javeed Shah/MSF 

El anterior tratamiento recomendado para la coinfección por LV-VIH consistía en inyecciones diarias de anfotericina B liposomal (AmBisome) durante un periodo de hasta 38 días. El nuevo tratamiento, que utiliza una combinación de AmBisome y miltefosina oral administrada de forma intermitente durante 14 días, ha dado lugar a unos índices de eficacia significativamente mejores.

En el estado de Bihar, el más endémico de la India, se calcula que el 6% de los casos de LV están coinfectados con el VIH. Estos pacientes coinfectados son marginados y estigmatizados, suelen tener dificultades con el tratamiento y también sirven de reservorio para la leishmaniasis visceral, lo cual dificulta los esfuerzos que se están haciendo para su eliminación.

"Por primera vez, los pacientes con coinfección de LV-VIH en la India recibirán un tratamiento basado en la evidencia. Se trata de un paso importante a la hora de reconocer la gran vulnerabilidad de estas personas, tanto desde el punto de vista clínico como social; la mejora de su tratamiento beneficiará tanto a los pacientes como al programa de eliminación de la LV. Sin embargo, aún queda mucho por hacer; estos pacientes presentan múltiples y complejos problemas médicos que deben ser abordados de forma integral, incluyendo una muy alta prevalencia de tuberculosis", explica el doctor Sakib Burza, asesor médico y coordinador del estudio en MSF.

En el estudio llevado a cabo en la India, la nueva pauta de tratamiento recomendada demostró una eficacia del 96% a los seis meses, frente al 88% del tratamiento anterior y, lo que es más importante, la duración del tratamiento se redujo de cinco a dos semanas. En el estudio llevado a cabo en Etiopía, la nueva estrategia de tratamiento recomendada demostró una tasa de eficacia del 88% al final de la terapia (tras 58 días), mientras que la eficacia del tratamiento estándar actual en el ensayo clínico fue del 55%.

"Las nuevas directrices de la OMS son un paso importante que mejorará en gran medida la vida de los pacientes afectados por ambas enfermedades; personas que sufren estigma y que se ven condenadas al ostracismo, a la pérdida de ingresos y a sufrir repetidas recaídas", afirma la doctora Fabiana Alves, directora de enfermedades tropicales desatendidas, leishmaniasis y micetoma de DNDi.

El Dr. Farhat Mantoo, director general de MSF Asia del Sur, afirma: "Como parte de nuestra misión social, en MSF invertimos recursos en la investigación y desarrollo de mejores tratamientos para las poblaciones más vulnerables y para los pacientes afectados por enfermedades desatendidas. El éxito de estos dos estudios demuestra también que debemos invertir más recursos en generar información procesable desde el terreno; son datos que resultan cruciales a la hora de desarrollar regímenes de tratamiento innovadores, contextualizados, de mejor calidad y simplificados".

India, Etiopía y otros países en los que ambas enfermedades son endémicas deben ahora adaptar urgentemente sus propias directrices de tratamiento para adoptar los nuevos tratamientos recomendados por la OMS.

"Se trata de una gran noticia: el nuevo régimen de tratamiento reduce el uso de medicamentos inyectables y aumenta significativamente las posibilidades de curación de los pacientes. Recomienda la administración intermitente a lo largo de 14 días, mientras que antes el tratamiento era por un total de 38 días. Estamos orgullosos de haber conseguido este logro", afirma el doctor Krishna Pandey, director del Instituto de Investigación Rajendra Memorial e investigador principal del estudio.

"Los pacientes con leishmaniasis visceral siguen necesitando tratamientos mejorados, seguros y eficaces. Por ello, DNDi y sus socios siguen esforzándose en desarrollar un tratamiento seguro y eficaz de administración oral al que puedan acceder todas las personas que se ven afectadas por la leishmaniasis visceral", explica la doctora Kavita Singh, Directora Regional de DNDi para la India y el sur de Asia.

"Una vez más hemos demostrado que llevar a cabo investigaciones de alta calidad en entornos complejos y con varios socios institucionales es factible. Y que, además, estos estudios tienen un enorme impacto transformador: las nuevas directrices para el tratamiento de las personas coinfectadas por leishmaniasis visceral y VIH se traducen en vidas salvadas y en el aumento sustancial de la calidad de la atención médica para miles de personas vulnerables”, afirma el doctor Cristian Casademont, director médico de MSF España.

En la India, el estudio fue sufragado por MSF-España, con el apoyo del DNDi y del Programa Nacional de Control de Enfermedades de Transmisión Vectorial. ​ El estudio en Etiopía contó con el apoyo financiero de la Unión Europea, del Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania (BMBF), a través de KfW, de MSF Internacional, de la Fundación Medicor, del Gobierno de Liechtenstein, de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y de la Cooperación Suiza para el Desarrollo (COSUDE).

 

 

Consigue actualizaciones en tu bandeja de correo

Al hacer clic en "Suscribirse", confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad.

Sobre MSF España

Médicos Sin Fronteras es una organización médico-humanitaria internacional que asiste a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin ninguna discriminación por raza, género, religión o ideología política. Su presencia independiente e imparcial en las crisis le permite dar una asistencia inmediata a las personas más necesitadas. La acción médica es la prioridad de MSF, pero la organización también recurre al testimonio como medio para provocar cambios en favor de las poblaciones a las que asiste.

Contactar

calle Zamora 54 08005 Barcelona

933046100

www.msf.es