Skip to Content
MSF insta a Pfizer-BioNTech a compartir su tecnología de ARNm para impulsar la producción global de vacunas COVID-19

MSF insta a Pfizer-BioNTech a compartir su tecnología de ARNm para impulsar la producción global de vacunas COVID-19

El acuerdo de ‘llenado y acabado’ con una farmacéutica sudafricana es un paso en la dirección correcta pero insuficiente para la independencia de las vacunas en África

Ginebra / Johannesburgo / Madrid, 22 de julio de 2021.- Las farmacéuticas Pfizer (EE.UU.) y BioNTech (Alemania) anunciaron ayer una colaboración con Biovac (Sudáfrica), el único fabricante de vacunas humanas del sur de África, para el ‘llenado y acabado’* y la distribución de las dosis de la vacuna COVID-19 de ARNm en el marco de la Unión Africana.

Lara Dovifat, responsable de la Campaña de Acceso de Médicos Sin Fronteras:

"El acuerdo de ‘llenado y acabado’ de Pfizer-BioNTech con Biovac es un primer paso, pero también es evidente que no es un paso suficiente para lograr la independencia de las vacunas en el continente africano. En lugar de compartir su tecnología de vacunas con el recién creado centro de transferencia de tecnología de ARNm de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con sede precisamente en Sudáfrica, lo que podría impulsar la producción a nivel mundial por parte de fabricantes con capacidad, Pfizer-BioNTech han optado por un acuerdo bilateral y restrictivo.

"El acuerdo no comparte la tecnología ni los conocimientos técnicos de Pfizer-BioNTech para fabricar vacunas de forma independiente y, en cambio, obliga a Biovac a seguir dependiendo de la sustancia farmacológica de las instalaciones europeas de Pfizer-BioNTech", Lara Dovifat, responsable de la Campaña de Acceso de MSF.

El acuerdo no comparte la tecnología ni los conocimientos técnicos de Pfizer-BioNTech para fabricar vacunas de forma independiente y, en cambio, obliga a Biovac a seguir dependiendo de la sustancia farmacológica de las instalaciones europeas de Pfizer-BioNTech. Para que las regiones que se han quedado atrás en la carrera de las vacunas sean autosuficientes, necesitan tener acceso a todos los componentes de la producción de vacunas, desde los pasos iniciales de la producción hasta la fabricación y el envasado. Es por ello por lo que desde MSF pedimos una transferencia tecnológica completa y urgente para apoyar la producción y el suministro independientes y sostenibles de vacunas de ARNm en el continente africano, lo que podría suponer un cambio en el acceso global equitativo a las vacunas contra la COVID-19.

También pedimos a los gobiernos que han financiado masivamente el desarrollo y la producción de estas vacunas de ARNm a través del erario público —como Alemaniaque utilicen su influencia con BioNTech y Pfizer para exigir más a estas empresas.

Para una total transparencia, solicitamos que el acuerdo entre Pfizer-BioNTech y Biovac se haga hacerse público lo antes posible".

Dosis de vacunas COVID de Pfizer/BioNTech antes de ser administradas en una residencia de mayores en Shayle, Líbano. © Tracy Makhlouf/MSF
Dosis de vacunas COVID de Pfizer/BioNTech antes de ser administradas en una residencia de mayores en Shayle, Líbano. © Tracy Makhlouf/MSF

Candice Sehoma, asesora de la Campaña de Acceso de MSF en Sudáfrica:

"Nos enfrentamos a una letal tercera ola de COVID-19 en Sudáfrica y a una enorme desigualdad en materia de vacunas en todo el continente. Lo que necesitamos es compartir urgentemente la tecnología y los conocimientos sobre vacunas de ARNm vitales con múltiples fabricantes, incluso en los países africanos, para tener una producción y un suministro adecuados de vacunas. África ha sido prácticamente dejada atrás: solo el 1,6% de las personas vacunadas en el mundo viven en África.

"La creación de una capacidad de producción de hasta 100 millones de dosis anuales de la vacuna de ARNm de Pfizer-BioNTech en una instalación existente en África podría lograrse en menos de 10 meses y costaría menos de 20 millones de dólares", Candice Sehoma, responsable de la Campaña de Acceso de MSF en Sudáfrica.

En la actualidad, varios fabricantes del continente africano podrían producir una vacuna de ARNm si tuviera lugar una transferencia de tecnología suficiente y se proporcionara el apoyo necesario. La creación de una capacidad de producción de hasta 100 millones de dosis anuales de la vacuna de ARNm de Pfizer-BioNTech en una instalación existente en África podría lograrse en menos de 10 meses y costaría menos de 20 millones de dólares.

El acuerdo bilateral no moviliza toda la capacidad en el continente y a nivel mundial. Pfizer-BioNTech debería cambiar un enfoque fragmentario y compartir ampliamente su tecnología y conocimientos para ayudar a paliar este desequilibrio mortal en el acceso a las vacunas".


* Llenado y acabado: Proceso de llenado de viales con la sustancia de la vacuna en un entorno estéril, realizando un control de calidad, y sellando, etiquetando y envasando los productos finales para su distribución.

 

 

 

 

Acceso a medicamentos Vacunas COVID-19
Sobre MSF España

Médicos Sin Fronteras es una organización médico-humanitaria internacional que asiste a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin ninguna discriminación por raza, género, religión o ideología política. Su presencia independiente e imparcial en las crisis le permite dar una asistencia inmediata a las personas más necesitadas. La acción médica es la prioridad de MSF, pero la organización también recurre al testimonio como medio para provocar cambios en favor de las poblaciones a las que asiste.

MSF España
calle Zamora 54
08005 Barcelona