MSF alerta de la catástrofe que se cierne sobre los campos de refugiados de las islas griegas si el COVID-19 se extiende

MSF alerta de la catástrofe que se cierne sobre los campos de refugiados de las islas griegas si el COVID-19 se extiende

La población más vulnerable a la enfermedad —ancianos y personas con enfermedades crónicas— debe ser la primera en ser evacuada de los campos a lugares donde se pueden aplicar todas las medidas preventivas

Barcelona / Mitilene (Lesbos), 8 de abril de 2020.- Dadas las condiciones de hacinamiento en los campos, la falta de servicios de saneamiento adecuados y el limitado acceso a atención médica, el riesgo de propagación del COVID-19 entre los refugiados es extremadamente alto. La contención de la epidemia en campos como los que hay en las islas de Lesbos, Chios, Samos, Leros y Kos será imposible. Médicos Sin Fronteras (MSF) aún no ha visto un plan de emergencia verosímil para proteger y tratar a las personas que viven en estos campos en caso de epidemia.

VIDEOCOMUNICADO con totales y FOTOS de las actividades relacionadas con COVID-19 que MSF lleva a cabo en Moria, Lesbos

El primer caso confirmado de COVID-19 en la isla de Lesbos —una ciudadana griega que vivía en un pueblo a 35 kilómetros del campo de Moria— se registró el 9 de marzo. A día de hoy, hay 6 casos confirmados y una muerte registrada en Lesbos. A MSF no le consta ningún caso confirmado entre los refugiados y solicitantes de asilo en los campos de las islas griegas, aunque ya hay casos confirmados en los campos de Grecia continental.

Las medidas preventivas recomendadas para evitar la propagación del COVID-19 no son aplicables en campos de refugiados como el de Moria. “¿Cómo le puedes pedir a una persona que vive en una tienda que se aísle en una habitación? ¿Cómo le puedes pedir que evite el contacto social si tiene que hacer cola en un espacio muy pequeño para la comida, para ir al baño? ¿Cómo le puedes pedir a un niño o a una mujer embarazada que aumente su nivel de higiene si no hay suficientes letrinas, ni duchas ni puntos de agua?”, se pregunta Marco Sandrone, coordinador de MSF en Lesbos.

Las terribles condiciones de vida y la negligencia del gobierno griego para eliminar las barreras que impiden el acceso de los refugiados a la atención médica pública están sentando las bases para la propagación de posibles brotes de cualquier enfermedad, incluidas incluso enfermedades prevenibles mediante una vacuna como la hepatitis A, el sarampión o la meningitis, y al mismo tiempo tienen un impacto severo en las personas que padecen enfermedades crónicas como el VIH y la diabetes. El COVID-19 es la última amenaza a la que tienen que hacer frente los refugiados, pero sus condiciones de vida hacen que sean más vulnerables que el resto de la población.

MSF está muy preocupada por la posible propagación del COVID-19 y está en contacto con la Organización Nacional de Salud Pública para coordinar diversas actividades, incluida la promoción de información de salud en los campos y la gestión de casos.

En la clínica pediátrica que gestiona MSF fuera del campo de Moria, los niños y mujeres embarazadas pasan por un primer reconocimiento médico. Si presentan problemas respiratorios o fiebre, se dirigen hacia un área donde un equipo puede evaluarlos de manera segura, ya que estos síntomas pueden ser similares a los de COVID-19. Si tras esta consulta presentan síntomas compatibles con los de COVID-19, MSF contacta con la Organización Nacional de Prevención de Enfermedades, responsable de la atención médica de las personas que viven en el campo. MSF está adaptando constantemente su respuesta y hace todo lo posible para proteger a sus pacientes y a su personal. La prioridad de la organización es mantener las clínicas donde trabaja funcionando tanto tiempo como sea posible. 

MSF pide la evacuación inmediata de la población de alto riesgo, ancianos y personas con enfermedades crónicas que viven en los campos a lugares donde se pueden aplicar todas las medidas preventivas. Los que tienen un riesgo más alto deben ser priorizados. Forzar a las personas a vivir en campos superpoblados y sin las mínimas medidas de higiene como parte de la política de contención de Europa siempre fue irresponsable, pero ahora más que nunca debido a la amenaza del COVID-19.

Grecia COVID-19
Sobre MSF España

Médicos Sin Fronteras es una organización médico-humanitaria internacional que asiste a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin ninguna discriminación por raza, género, religión o ideología política. Su presencia independiente e imparcial en las crisis le permite dar una asistencia inmediata a las personas más necesitadas. La acción médica es la prioridad de MSF, pero la organización también recurre al testimonio como medio para provocar cambios en favor de las poblaciones a las que asiste.

MSF España
calle Zamora 54
08005 Barcelona