COVID-19: respuesta de MSF en residencias. Vídeo comunicado y declaraciones para medios

COVID-19: respuesta de MSF en residencias. Vídeo comunicado y declaraciones para medios

Médicos Sin Fronteras ha podido ser testigo de la situación preocupante que se vive en estos centros: falta de personal, escasez de materiales de protección adecuados y carencia de la formación necesaria para su uso

Barcelona, 20 de abril de 2020 - Se estima que más de 10.000 personas han muerto en residencias de ancianos en las últimas semanas. Muchos han muerto solos, asustados y angustiados en sus residencias, hospitales y hogares sin poder despedirse de los suyos. Sin haber podido hablar con sus familias durante su enfermedad. Los más vulnerables en esta epidemia son nuestros mayores por tanto merecen mayor atención, y de forma urgente. Son los que necesitan más protección y no deben ser excluidos ni discriminados por edad.

Enlace de descarga del videocomunicado Residencia de mayores en Soria, aquí.
Enlace de descarga de las declaraciones de Ximena di Lollo, responsable del trabajo en residencias de MSF, Esperanza Santos, referente medical del trabajo en residencias de Castilla y León, y Nicholas Papachrysostomou, coordinador de la respuesta de MSF en Barcelona, aquí.
Fotografías de tomadas en una residencia de mayores de Soria, aquí.
Fotografías formación a personal de residencias de mayores en Barcelona, aquí.

En sus visitas a los centros, los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) han podido ser testigos de la situación preocupante que se vive en ellos. Por un lado, la falta de personal que causa baja cuando cae enfermo. Por otro, la escasez y tardanza en llegar materiales de protección adecuados y que muchas veces no llegan acompañados de la formación necesaria para su utilización. A esto hay que unir la carencia de personal médico para aquellos residentes que necesitan cuidados especializados pero permanecen en las residencias por el desbordamiento en los hospitales; la necesidad urgente de medidas de prevención del contagio y protocolos de desinfección a los que no están habituados; la ausencia de tests fiables que permitan gestionar la distribución de los residentes en base a datos fiables; la preocupación de las familias que vuelcan sus temores y su incertidumbre en infinitas llamadas de teléfono; y no menos importante, la obligación moral de gestionar todo ello.

Uno de los ejes de acción MSF en la respuesta a la Covid-19 es precisamente el trabajo en las residencias de mayores. La organización está asesorando en cómo afrontar un alto número de enfermos de COVID-19 dando herramientas y formación a su personal, por ejemplo en el manejo de equipos de protección personal o higiene, y diseñando los circuitos para reducir el riesgo de propagación del virus. Es decir, realizando un rediseño del espacio para que las personas positivas de COVID-19 y los casos asintomáticos permanezcan en áreas separadas. Además de redefinir las dinámicas y movimiento tanto del personal como de residentes para que no haya riesgo de contagio entre unos y otros.  

Sesión de formación en una de las residencias de Castilla y León. Olmo Calvo/MSF
Sesión de formación en una de las residencias de Castilla y León. Olmo Calvo/MSF

“Las residencias son uno de los sitios más afectados en esta epidemia. Lo han estado desde el inicio y muchas veces no han obtenido los recursos y el apoyo necesarios. Tanto los residentes como la gente que trabaja allí son gente que ha sufrido muchísimo, que ha perdido ancianos, que tienen mucha gente afectada, que tienen mucho personal afectado, mucho personal de baja”, señala Esperanza Santos, referente medical en la respuesta de MSF para las residencias de Castilla y León.

Deben ser parte del sistema de salud

En el contexto actual, las residencias deben ser parte esencial del sistema de salud. El manejo de la situación en las residencias tiene que abordarse desde una gestión integral y unificada de la epidemia, como parte esencial de la respuesta de urgencia del sistema de salud. MSF impulsa la gestión de las residencias bajo un mando único, apoyando la coordinación de los actores involucrados: autoridades sanitarias, de trabajo y bienestar social, ayuntamientos y sector privado. La unificación del mando mediante la formación de comités de crisis, más allá de las competencias, es esencial para actuar efectivamente en este sector.

“La principal sensación que sentimos cuando visitamos residencias, tanto del personal como de los residentes y de las familias con las que hemos tenido contacto, es una tremenda angustia, mucho miedo y una enorme sensación de incertidumbre. (…) También mucha falta de personal y hay una gran sobrecarga de trabajo”, explica Ximena di Lollo, coordinadora de la Intervención de Médicos Sin Fronteras en residencias de mayores en España.

Trato y despedidas dignas

Las personas mayores tienen tanto derecho como cualquier ciudadano a recibir tratamiento específico, urgente, digno y de acuerdo a sus necesidades. Llegado el momento, hay que asegurar que los mayores en situación crítica sean acompañados y atendidos por personal especializados en cuidados paliativos, ya sea en un domicilio, en una estructura sanitaria o en una residencia, con despedidas dignas entre familiares y paciente.

Para evitar más contagios y un trato digno a los pacientes, MSF promueve la separación de las residencias en dos grupos, uno para acoger a enfermos de COVID-19 y otro para residentes sanos o con otras patologías no COVID-19.  Esta separación también se promueve a nivel hospitalario y de centros de salud. Nuestras intervenciones van en estas direcciones, coordinando además los equipos de hospital con los de residencias para aumentar el impacto.

“Estamos hablando de gente que, quizás no tiene experiencia con Covid-19, pero sí mucho conocimiento adquirido trabajando en residencias), gente con consciencia de lo que está pasando, que han perdido a personas sin poder permitir una despedida con sus familiares… Ver una persona así y además en España, donde es la primera vez que estamos trabajando así, una persona llorando y no poder controlarse… Es una experiencia muy fuerte para nosotros”, dice Nicholas Papachrysostomou, coordinador del equipo de MSF en Barcelona.

Trabajo de MSF

Hasta el momento, MSF ha prestado apoyo a casi 250 residencias, de ellas más de 200 ellas con intervención presencial. La labor de nuestros equipos incluye:

  • Asesoramos a los equipos institucionales de coordinación
  • Asesoría a direcciones de residencias de mayores en la evaluación de riesgos e implementación de medidas de higiene y protección para reducir la transmisión (creación de zonas diferenciadas para pacientes +/- y circuitos para personal)
  • Formación de personal en medidas de PCI
  • Acompañamiento a intervenciones de desinfección (conjuntas con otros actores como cuerpos de bomberos)
  • Acompañamiento al personal en manejo de casos
  • Creación y diseminación de materiales para formación/actualización del personal mediante el portal www.msfcovid19.org

Materiales para medios:

  •  Videocomunicado residencia de mayores en Soria, aquí.
  • Declaraciones de Ximena di Lollo, responsable del trabajo en residencias de MSF, Esperanza Santos, referente medical del trabajo en residencias de Castilla y León, y Nicholas Papachrysostomou, coordinador de la respuesta de MSF en Barcelona, aquí.
  • Fotografías de tomadas en una residencia de mayores de Soria, aquí.
  • Fotografías formación a personal de residencias de mayores en Barcelona, aquí.

 

 

COVID-19 España
Sobre MSF España

Médicos Sin Fronteras es una organización médico-humanitaria internacional que asiste a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin ninguna discriminación por raza, género, religión o ideología política. Su presencia independiente e imparcial en las crisis le permite dar una asistencia inmediata a las personas más necesitadas. La acción médica es la prioridad de MSF, pero la organización también recurre al testimonio como medio para provocar cambios en favor de las poblaciones a las que asiste.

MSF España
calle Zamora 54
08005 Barcelona