África supera los 100.000 fallecidos por COVID-19

África supera los 100.000 fallecidos por COVID-19

MSF demanda a los países ricos que no acumulen vacunas y a las farmacéuticas que no sean cómplices de este acaparamiento cuando personal sanitario y grupos de riesgos de países en desarrollo no están recibiendo las vacunas

Johannesburgo / Madrid, 19 de febrero de 2021.- El acceso y la distribución equitativa de las vacunas COVID-19 es más esencial que nunca cuando el virus se ha cobrado ya 100.000 muertes en el continente africano. Esta cifra se alcanza en un momento en el que el sur del continente se enfrenta a una variante del virus altamente infecciosa con unos sistemas de salud que parten de una situación muy precaria. En este contexto, Médicos Sin Fronteras (MSF) pide a los países ricos y a las corporaciones farmacéuticas soluciones urgentes para garantizar que todos los países puedan acceder a vacunas eficaces de forma rápida y asequible, antes de que sea demasiado tarde.

Hasta la fecha, se han administrado en el mundo más de 194 millones de dosis pero casi ninguna ha llegado a África subsahariana mientras muchos países desarrollados han adquirido compromisos de compra de vacunas que multiplican por dos, tres y hasta por cinco su población.

Los mismos países desarrollados que ya han vacunado a muchos de sus trabajadores sanitarios, son quienes bloquean desde hace meses los esfuerzos liderados por Sudáfrica e India para una suspensión temporal de las protecciones de propiedad intelectual sobre los productos médicos de COVID-19, incluidas las vacunas, en la Organización Mundial del Comercio (OMC). Esta medida podría permitir a los países de ingresos bajos y medios producir o acceder a estos productos de manera más asequible a través de transferencias de tecnología, el incremento de las opciones de fabricación y la competencia de precios a medio plazo.

“Lo que estamos presenciando en este momento es un fracaso inaceptable de la humanidad y de la respuesta global. Hay países que acumulan vacunas y que han comenzado a inmunizar a grupos de bajo riesgo mientras que países en desarrollo ni siquiera han comenzado a vacunar a los trabajadores de la salud de primera línea en unos sistemas sanitarios que ya están al límite”, denuncia Claire Waterhouse, coordinadora de Incidencia Política de MSF en el sur de África.

MSF considera indefendible que los países ricos estén acaparando dosis para inmunizar a grupos de riesgo bajo mientras que países en desarrollo no reciben dosis para vacunar a los sanitarios de primera línea y a la población de riesgo.

“Por eso pedimos a los Gobiernos de las naciones ricas que han inmunizado a sus trabajadores sanitarios de primera línea y a los grupos de alto riesgo a que ayuden ahora a los países de ingresos bajos y medios compartiendo sus suministros de vacunas con COVAX”, propone Miriam Alía, responsable de Vacunación de MSF.

Se estima que la primera ronda de entrega de vacunas de COVAX a países de ingresos medios y bajos, cubrirá solamente entre el 1 y el 3% de la población.

Movilización ante las embajadas en Sudáfrica de países que se oponen a la suspensión temporal de las patentes en la OMC el pasado 2 de febrero. © Tadeu Andre/MSF
Movilización ante las embajadas en Sudáfrica de países que se oponen a la suspensión temporal de las patentes en la OMC el pasado 2 de febrero. © Tadeu Andre/MSF

Segunda ola en el sur de África
Los equipos de MSF trabajan en programas de atención y prevención de la COVID-19 en diferentes comunidades del sur de África –en Eswatini, Malaui, Mozambique, Sudáfrica y Zimbabue– desde el comienzo de la pandemia. Tras las fiestas navideñas, la región se vio sacudida por una repentina segunda ola de infecciones. Varios países del sur de África registraron más casos nuevos de COVID-19 en el mes de enero de 2021 que en todo 2020.

"Aunque la oleada de nuevas infecciones está disminuyendo en algunos de estos países, nos estamos preparando para la posibilidad de que se produzcan futuras oleadas a medida que el virus siga adaptándose y propagándose. Un rápido despliegue de las vacunas más eficaces para cada entorno tendría un impacto importante en la reducción de futuras infecciones y muertes entre los trabajadores sanitarios y la mayoría de los grupos de riesgo. Sin embargo, la mayoría de los países del sur de África, y de hecho del mundo en desarrollo, no han empezado a recibir las cantidades de vacunas que requieren", explica Philip Aruna, director regional de Operaciones de MSF en el sur de África.

El sistema de acceso a los medicamentos y las vacunas debe cambiar a todos los niveles. La solución para adelantarse al peligro mundial de la COVID-19 pasa por que los líderes de los estados y las empresas farmacéuticas actúen con urgencia para que todos los grupos de riesgos y el personal sanitario estén cubiertos en todo el mundo y al mismo tiempo.

Es por ello por lo que MSF insta a las corporaciones farmacéuticas a que detengan los acuerdos bilaterales que están sobre abasteciendo a las naciones ricas y prioricen el suministro de vacunas a COVAX o mediante acuerdos con los países que aún no han vacunado a sus trabajadores sanitarios y grupos de alto riesgo. “Es inaceptable que, en un contexto de evidente tensión entre la oferta y capacidad de producción de vacunas y la demanda de estas, las compañías sean cómplices de este acaparamiento de dosis”, se lamenta Miriam Alía.

La organización médico-humanitaria reclama a COVAX, a la Alianza para las Vacunas (GAVI), a la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias y a los estados donantes, a que tomen medidas inmediatas en pos de la transparencia en los calendarios de suministro de COVAX, de modo que los países de ingresos bajos y medios conozcan el precio, las cantidades y la fecha de entrega de las vacunas que recibirán.

Bhelekazi Mdlalose, enfermera y rastreadora de contactos con MSF, supervisa a un trabajador sanitario mientras realiza una prueba de COVID-19 con un hisopo. © Tadeu Andre/MSF
Bhelekazi Mdlalose, enfermera y rastreadora de contactos con MSF, supervisa a un trabajador sanitario mientras realiza una prueba de COVID-19 con un hisopo. © Tadeu Andre/MSF

Nota a editores: Médicos Sin Fronteras tiene en marcha una campaña de firmaspara pedir al Gobierno español que apoye la supresión temporal de las patentes COVID en el seno de la OMC mientras dure la pandemia.

 

 

Acceso a medicamentos Vacunas COVID-19
Sobre MSF España

Médicos Sin Fronteras es una organización médico-humanitaria internacional que asiste a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin ninguna discriminación por raza, género, religión o ideología política. Su presencia independiente e imparcial en las crisis le permite dar una asistencia inmediata a las personas más necesitadas. La acción médica es la prioridad de MSF, pero la organización también recurre al testimonio como medio para provocar cambios en favor de las poblaciones a las que asiste.

MSF España
calle Zamora 54
08005 Barcelona